Guía completa sobre agricultura regenerativa

Agricultura regenerativa.

Las técnicas de cultivo y el sistema de producción masiva de alimentos actuales están desembocando en numerosos problemas ambientales, como la erosión y desgaste de los suelos, la pérdida de la biodiversidad, el cambio climático, etc. 

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, aproximadamente una tercera parte del suelo mundial está moderada o altamente degradado.

Como alternativa, surgen otras formas de agricultura con menor impacto ambiental, como la agricultura regenerativa, que reivindica la importancia de los suelos. Además, cada vez son más los consumidores que exigen alimentos respetuosos con el medio ambiente. 

Te recomendamos que te descargues la guía completa que hicimos en Fervalle sobre estudios de suelos

Importancia del suelo agrícola

El suelo es el recurso natural más apreciado por parte de los agricultores. Se considera no renovable, ya que su periodo de formación es prolongado.

Las prácticas agrícolas actuales rompen el equilibrio de los suelos, disminuyendo su calidad considerablemente y favoreciendo su degradación.

En un suelo degradado:

  • Se pierde la estructura del suelo, disminuyendo la porosidad y el grado de aireación.
  • La capa superficial se compacta y encostra.
  • Disminuye la capacidad de retención de agua (menos agua útil para las plantas).
  • La velocidad de infiltración del agua se ve reducida.
  •  Hay una menor disponibilidad de nutrientes.
  • Se produce la pérdida de biodiversidad.

Los terrenos de cultivo deben:

  • Disponer de los nutrientes necesarios para el correcto crecimiento y desarrollo de las plantas.
  • Ejercer de soporte de las plantas para mantenerlas firmes durante su desarrollo.
  • Garantizar que las raíces de las plantas estén correctamente aireadas y húmedas.
  • Aportar un buen drenaje para evitar el exceso de humedad.

Además, la práctica de la agricultura regenerativa será distinta dependiendo del tipo de suelo. Podremos encontrar suelos de secano, áridos, y por tanto, tendremos que usar técnicas de agricultura de secano para regenerar el suelo. O suelos de regadío, incluso agricultura ecológica o tradicional. 

¿Qué es la agricultura regenerativa?

La agricultura regenerativa, o agricultura orgánico-regenerativa, es un tipo de agricultura basado en reestablecer las propiedades del suelo y mantener su fertilidad a lo largo del tiempo.

Regenerar es restaurar o mejorar algo deteriorado o gastado. Por tanto, el objetivo de la agricultura regenerativa es recuperar, estimular y preservar la fertilidad y biodiversidad de los terrenos agrícolas, además de proteger el medio ambiente.

La agricultura regenerativa aporta numerosas ventajas y beneficios, entre los que destaca:

  • Aumenta la fertilidad de los suelos.
  • Cubre las necesidades alimentarias mundiales.
  • Se evita la tala de bosques.
  • Agrega materia orgánica al terreno.
  • Capta dióxido de carbono, reduciendo así el efecto invernadero.
  • Combate el cambio climático.
  • Reduce la contaminación del agua y del suelo.
  •  Mejora la biodiversidad.
  •  Aumenta el rendimiento de los cultivos.
  • Favorece la economía local.
  • Regenera los pastizales.

Principios de la agricultura regenerativa

Los principios de la agricultura regenerativa fueron definidos por Gabe Brown, pionero del movimiento actual de salud del suelo y regeneración de los recursos, y son:

Suprimir las técnicas de cultivo dañinas 

Suprimir aquellas técnicas de cultivo como los tratamientos de campo mecánicos, químicos y físicos, que degradan el suelo y producen pérdida de biodiversidad.

Aplicar cultivos de cobertura durante todo el año

Plantas que mejoran la salud del suelo y el rendimiento de los cultivos y, además, sirven de alimento para el ganado. De esta forma, se evita que el suelo quede al descubierto y se minimiza la erosión.

Mejora la diversidad biológica

Mediante prácticas como la rotación de cultivos y la integración mutuamente beneficiosa de árboles, forraje y animales, la agricultura regenerativa mejora la diversidad biológica.

Integrar animales en la producción agrícola

Como el ganado, siendo sus desechos excelentes abonos para los suelos. También pueden incluirse enemigos biológicos de especies no deseadas a los cultivos, previniendo así problemas de plagas y evitando el uso de pesticidas químicos.

Preservar las raíces vivas de los cultivos perennes, 

Mejorarán la estructura y calidad de los suelos.

Técnicas de agricultura regenerativa

Son muchas las técnicas agrícolas que son utilizadas para la regeneración del suelo. Describiremos aquellas prácticas agrícolas más importantes que son compatibles con la reutilización y regeneración del suelo. 

Labranza cero

La labranza cero o siembra directa es la mejor opción a la hora de conservar la salud de los suelos, ya que se suprimen las labores mecánicas. La siembra se realiza con maquinaria especializada, sobre los restos vegetales de los cultivos anteriores.

Cultivo de pastos

El cultivo de pastos forma parte de la agricultura regenerativa, ya que evita que los suelos queden al descubierto y, por tanto, minimiza la erosión.

Cultivo orgánico

En los cultivos orgánicos se evita la aplicación de fertilizantes y pesticidas químicos y, como consecuencia, propicia la protección de los suelos.

Abonos orgánicos

Los abonos orgánicos aportan a los suelos nutrientes y restauran su fertilidad, objetivo primordial de la agricultura regenerativa. Además, las enmiendas orgánicas promueven la vida microbiana y modifican las propiedades del suelo, aumentando así la estabilidad de la estructura, la porosidad, la capacidad de retención de agua, etc.).

Rotación de cultivos

La rotación de cultivos consiste en alternar diferentes tipos de cultivo en un mismo terreno de forma temporal. Esta práctica previene plagas y enfermedades, reduciendo así el uso de pesticidas y protegiendo los suelos.

Cultivo perenne

Los cultivos perennes benefician y protegen los suelos, evitando la erosión provocada por las labores de labranza y reduciendo los tratamientos herbicidas.

Sistema silvopastoril

Se trata de integrar árboles, forraje y el pastoreo de animales. De esta forma, los árboles proporcionan sombra a los animales en los días de calor y sirven como cortavientos, a la vez que pueden alimentarse.

Micorrizas

Una micorriza es una asociación simbiótica (mutuo beneficio) entre un hongo y la raíz de una planta. Las hifas de estos hongos aportan efectos positivos a los suelos ya que facilitan la agrupación de partículas y mantienen su estructura y, por tanto, su calidad.

Importancia de los animales en la agricultura regenerativa

Son muchos los animales que benefician la agricultura, por lo que agricultura y ganadería son dos actividades económicas muy ligadas entre sí. 

La ganadería regenerativa o pastoreo regenerativo persigue la recuperación de los suelos mediante la cohabitación de las especies animales y vegetales, interactuando entre sí de forma simbiótica (se benefician mutuamente).

Los animales juegan un papel fundamental a la hora de reciclar nutrientes. Cuando estos pastorean, sus excrementos y orina quedan por el suelo, permitiendo así que los nutrientes queden nuevamente disponibles para las plantas y biodiversidad del terreno. De esta forma podemos ver cómo se regenera el suelo de forma orgánica.

Además, mediante la introducción de enemigos biológicos de especies no deseadas a los cultivos, se previenen problemas de plagas y enfermedades y se evita el uso de pesticidas químicos.

Por último, mantener la fertilidad de los suelos es muy importante tanto para la producción de alimentos como para producir el forraje necesario para el ganado. Cuánto más fértil sea, los animales tendrán mayor cantidad de alimento.

El uso de animales en la regeneración del suelo es fundamental también en la agricultura biodinámica, donde además hay que tener en cuenta otros aspectos incluso astronómicos. 

Agricultura regenerativa en España

España es uno de los países líderes en cuanto a cultivo regenerativo se refiere. La gran cantidad de beneficios que aporta, tanto a la producción como al mantenimiento y conservación de los suelos, hace que el número de agricultores interesados por este tipo de agricultura crezca cada vez más.

Deja un comentario

¿Hablamos?