ESTRATEGIA DE CULTIVO PARA

SANDIAS

Cultivo de sandía.

La sandía es una de las frutas de verano favoritas de los consumidores. Pertenece a la familia de las Cucurbitáceas, como el pepino, calabacín, calabaza, melón, etc., y es un alimento rico en vitaminas A y B y minerales como el manganeso y el potasio.

La sandía puede ser considerada como una verdura por pertenecer a la familia de las Cucurbitáceas. Sin embargo, en España la calificamos como fruta ya que fruta es todo aquel fruto comestible, dulce o ácido, que se consume mayoritariamente como postre.

 

  • SIAPVALLE®

    Potente Aminoácido con Aporte Energético Escalonado
  • FOSMAX®

    Enraizarte, Potente Rescatador

 

» Plantación de sandías

 

· ¿Cuándo se plantan las sandías?

Las sandías pueden cultivarse entre abril y mayo.

·¿Cómo se plantan las sandías?

Las sandías se plantan en zonas con mucha luz. Se siembran alrededor de 4 semillas juntas (el poder de germinación no es muy alto) a unos 2 cm de profundidad y a unos 30 cm de distancia de las siguientes, ya que la mata de la sandía ocupa mucho espacio. En unos 6-10 días las semillas empiezan a germinar, dependiendo del clima, las condiciones del suelo y la variedad.

En las zonas donde el riesgo de heladas es elevado, las semillas son sembradas en semilleros bajo condiciones controladas y después son trasplantadas al campo.

» Requerimientos edafoclimáticos

 

·Suelo

Las sandías prefieren suelos ligeramente arenosos, ricos en materia orgánica y bien drenados. Se trata de plantas sensibles al encharcamiento y sensiblemente moderadas a la salinidad. Además, los niveles de pH deben oscilar entre 5’8 y 6’6.

A la hora de plantar, se recomienda aplicar una gran cantidad de compost, turba o estiércol.

·Clima

Las sandías requieren un mínimo de 6 horas de sol al día para su correcto desarrollo y crecimiento. Sin embargo, los brotes deben protegerse del sol en el caso de que sea muy intenso.

Por tanto, la sandía necesita condiciones de altas temperaturas.

» Cuidados requeridos por la sandía

 

·Preparación del suelo para el cultivo de sandía

La preparación del suelo para el cultivo de sandía se basa en:

  • Arar bien la tierra para mejorar la aireación del suelo y el drenaje
  • Eliminar las malas hierbas y controlar su crecimiento
  • Aplicar fertilizantes
  • Instalar los sistemas de riego
  • Recubrir el suelo con películas de plástico que mantengan la temperatura

·Riego de la sandía

Las sandías necesitan diferentes patrones de riego según su estadío:

  • Al inicio de la plantación: riegos abundantes de unos 20-30 minutos.
  • Cuando la planta coge fuerza: riegos más ligeros cada 2-3 días.
  • Cuando aparecen los primeros frutos: riegos más abundantes, pero también más espaciados en el tiempo.

El sistema de riego más utilizado es el riego por goteo, con el objetivo de evitar que se mojen las hojas ya que se pudren fácilmente.

·Polinización de la sandía

Las flores de la mata de sandía deben ser polinizadas. Se recomienda colocar 1 o 2 colmenas por hectárea o polinizar manualmente.

·Acolchado

El acolchado consiste en cubrir el suelo agrícola con, generalmente, una película de polietileno negro. Se realiza para:

  • Aumentar o mantener la temperatura del suelo
  • Reducir la evaporación de agua
  • Evitar el crecimiento de malas hierbas
  • Aumentar la concentración de CO2 en el suelo
  • Aumentar la calidad del fruto

·Poda en sandía

La poda se realiza para controlar el crecimiento de las plantas, reducir el número de brotaciones y mejorar el desarrollo de los frutos.

  • Poda de hojas

Esta poda se recomienda únicamente si las plantas presentan hojas muy envejecidas o muy grandes, que dificulten la aireación o llegada de la luz.

  • Poda de flores

Una vez completada su función, las flores pueden ser una fuente de enfermedades ya que se pudren con facilidad. Se cortarán las flores viejas o dañadas.

  • Poda de frutos

Cuando la polinización tiene lugar en condiciones adversas de temperatura y humedad, se forman frutos deformes que deben ser eliminados.

Además, se recomienda dejar únicamente uno o dos frutos por ramificación.

» Nutrientes necesarios para el cultivo de sandía

 

Las sandías no son muy exigentes en cuanto a nutrientes. Requieren principalmente:

  • Nitrógeno: elemento esencial para el crecimiento vegetativo y formación de los frutos.

 

  • Fósforo: necesario en el metabolismo de azúcares y ácidos nucleicos y en los procesos energéticos de la planta.

 

  • Potasio: esencial como coenzima y en la síntesis proteica, la fotosíntesis y el metabolismo de los hidratos de carbono.

 

  • Magnesio: constituyente del átomo central de la molécula de clorofila.

 

  • Calcio:  la mayor parte de su actividad se debe a su capacidad de coordinación, ya que es capaz de establecer uniones estables y, al mismo tiempo reversibles, entre moléculas.

 

  • Azufre: clave en la síntesis de proteínas ya que se trata de un componente importante de algunos aminoácidos y de la coenzima A.

Además, también es importante la aplicación de micronutrientes como el hierro, el manganeso, el boro, el zinc, el cobre o el molibdeno.

 

Abono para sandías

  • ¿Qué abonos necesita la sandía en su cultivo?

Como ya hemos visto en el apartado anterior, los principales componentes que debe contener el abono para sandías son nitrógeno, fósforo, potasio, magnesio, calcio y azufre.

Para el cultivo ecológico de sandías se aplicarán fertilizantes orgánicos, como el estiércol, el compost o el hummus de lombriz, así como aquellos formulados a base de algas, minerales u otros elementos naturales.

Algunos de los abonos recomendados para el cultivo de sandías de Fervalle son Siapvalle o Fosmax.

Siapvalle es un bio-estimulante rico en L-aminoácidos de origen animal. Entre sus funciones destacan:

  • Proporciona energía a los árboles
  • Aumenta la producción, calibre y homogeneización de la cosecha
  • Quelata los nutrientes del suelo y los transporta desde las raíces hasta las zonas más apicales

Fosmax presenta una formulación basada en la presencia del complejo polimérico (FPC) junto con fósforo complejado de bajo peso molecular, potasio, calcio y micronutrientes.  Las principales ventajas y beneficios que destacan de este producto son:

  • Permite una rápida asimilación de nutrientes
  • Proporciona mayor biodisponibilidad nutricional en comparación con fertilizantes tradicionales
  • Favorece el desarrollo de un potente aparato radicular
  • Mejora la floración en la planta
  • Mejora el cuajado y la maduración del fruto.
  •  

» Recolección de sandías

 

Las sandías se recolectan, manualmente, unos 80-100 días después de su siembra. La recolección se realiza cuando:

  • El zarcillo rizado que se encuentra cerca del tallo se seca completamente
  • La primera hoja situada encima del tallo se marchita
  • Al golpear la sandía el sonido es hueco
  • Al rayar la piel, ésta se separa fácilmente
  • La parte inferior del fruto se vuelve amarilla
¿Hablamos?