¿Qué es barbecho? ¿Para qué cultivos se utiliza?

El suelo es el recurso natural más apreciado por parte de los agricultores. Debido a que su periodo de formación es prolongado, se considera un recurso no renovable.

El Centro Internacional de Referencia e Información en Suelos (ISRIC) estima que, actualmente, el suelo es un recurso natural gravemente amenazado por la erosión, la pérdida de materia orgánica y el desequilibrio de nutrientes.

Las prácticas agrícolas actuales rompen el equilibrio de los terrenos. Con cada ciclo vegetativo, el suelo agrícola donde cultivamos se va degradando y va perdiendo nutrientes, cambia su composición química y disminuye su calidad y su fertilidad.

Con el fin de recuperar sus propiedades y regenerar todos los componentes de la tierra, en agricultura se emplean distintas técnicas como la rotación de cultivos o barbecho.

La rotación de cultivos consiste en alternar, en una misma región del terreno y durante distintos ciclos, plantas de diferentes familias y con necesidades nutricionales distintas. Gracias a esta práctica se evita el agotamiento de los suelos, entre otros beneficios.

Pero…


¿Qué es el barbecho?

Barbecho es una técnica agrícola que consiste en no sembrar la tierra de cultivo durante uno o varios periodos vegetativos.

Estos periodos de descanso suelen realizarse cada dos o tres años y, generalmente, suponen el 40% de la superficie cultivable. Por tanto, quienes aplican este método dividen el terreno en: productivo o destinado a la rotación de cultivos.

De esta manera, se asegura que los huertos sean altamente productivos y que la siembra no se vea detenida nunca. Un porcentaje del terreno estará inhabilitado temporalmente mientras que el otro estará produciendo.

Objetivos y beneficios del barbecho


Los objetivos principales de esta práctica agrícola son:

  • Conseguir la recuperación y almacenamiento de materia orgánica en el suelo. Es muy importante en este caso el uso de acondicionadores de suelo.
  • Reponer los nutrientes del terreno.
  • Recuperar la fertilidad del suelo.
  • Evitar la sobreexplotación de la tierra.
  • Preparar la tierra para los próximos cultivos.
  • Garantizar la calidad de las siembras futuras.
    Además, otros beneficios del barbecho son:
  • Almacenar la humedad del terreno.
  • Evitar la propagación de agentes patógenos, controlando plagas y enfermedades.
  • Combatir las malas hierbas o malezas.
  • Reducir la presión sobre la tierra.

Entre las desventajas presentadas por el barbecho, cabe destacar que la tierra deja de producir mínimo por un año.

Etimología del término barbecho


El término barbecho proviene del latín vervactum, que se compone de las palabras veris (primavera, ver primavera y verano) y actum (hecho, participio del verbo agere, ver: acto), es decir, «hecho para la primavera».

Se utiliza, como ya sabemos, para dar nombre a las regiones de terreno que se mantienen pero no se siembran, con el fin de favorecer su regeneración.

Orígenes del barbecho


La rotación de cultivos surgió a finales de la Edad Media. En Europa, la demanda de alimentos ascendía y las tierras no eran suficientes para producir tal cantidad de materias primas y, además, que fueran alimentos de calidad. Como consecuencia, surgieron estas técnicas agrícolas, que aseguran que las tierras produzcan materias primas de gran calidad.

Actualmente, además de dejar descansar los terrenos, también son tratados para que recuperen sus nutrientes mediante la aplicación de fertilizantes que aceleran el proceso de regeneración, la eliminación de malezas y el control de plagas y enfermedades de los cultivos.

Tipos de barbecho


Existen generalmente dos tipos de barbecho, según el período de reposo entre cultivos:

  • Barbechos cortos: pasan uno o dos años hasta que la tierra es cultivada de nuevo. La regeneración del terreno no es completa.
  • Barbechos largos: los periodos de descanso de tierra son más prolongados, de tres a cuatro años. La regeneración del terreno es completa.

    Los agricultores también emplean otros términos, como son:

  • Barbecho de año y vez: se deja descansar el terreno una vez al año.
  • Barbecho al tercio: dos años de descanso de tierra por cada año de cultivo.

    Sin embargo, existe otra manera de diferenciar tipos de rotación de suelos, según el modo en el que se aplica:

  • Barbecho herbáceo (o rastrojera): la tierra se abandona por completo durante el periodo de descanso.
  • Barbecho labrado: el terreno se mantiene durante el periodo de descanso.
    Barbecho labrado químico: se eliminan las malas hierbas con plaguicidas.
    Barbecho labrado mecánico: el terreno es tratado con herramientas que aceleran los procesos de descomposición al enterrar las hierbas, como el arado con disco.

Por último, otra forma de clasificación se adapta a si se elige plantar o no durante el barbecho:

  • Barbecho semillado: se siembra durante este proceso con fines nutricionales. Normalmente se siembran especies de leguminosas (garbanzos, lentejas, arvejas, etc.), ya que enriquecen el suelo.
  • Barbecho blanco: no se siembra nada.

¿Para qué cultivos se utiliza el barbecho?


Se trata de una práctica habitual en la agricultura extensiva, perteneciendo a los sistemas de rotación de cultivos. Gracias a esta técnica, la fertilidad del suelo se mantiene y las malas hierbas o enfermedades se controlan, entre muchos otros beneficios anteriormente mencionados.

¿Hablamos?