ESTRATEGIA DE CULTIVO PARA

OLIVOS

Cultivo de olivos

El olivo es un árbol perenne que se cultiva a nivel mundial, superando los mil millones de olivos cultivados por todo el mundo. Se concentran principalmente en la región mediterránea.

Este cultivo tiene una gran importancia económica por ser fuente de aceite de oliva y aceitunas de mesa.

El olivo en estado silvestre se llama acebuche. De esta manera, proporciona aceitunas pequeñas y con poco rendimiento en cuanto a aceite. Sin embargo, cuando los olivos son cuidados, se incrementa la cantidad y el tamaño de las aceitunas que producen, así como la cantidad de aceite que generan.

  • BROTOVALLE N®

    Inductor de Savia
  • POTASIUM®PLUS

    Alto contenido en Potasio Neutro
  • FOSMAX®

    Enraizarte, Potente Rescatador

 

» Plantación de olivos

·¿Cuándo se plantan los olivos?

La siembra de olivos comienza a finales de otoño en aquellas zonas donde no hay riesgo de heladas mientras que en las zonas más frías tiene lugar a principios de la primavera.

·¿Cómo se plantan los olivos?

Generalmente, el cultivo comercial del olivo se realiza a partir de injertos ya que así se logra la uniformidad del cultivo y mejor calidad del producto, en comparación con la siembra de semillas.

En cuanto a la distancia entre árboles, frecuentemente se siembran con una distancia de 6×6 metros.

Requerimientos edafoclimáticos

·Suelo

Los olivos son una especie muy rústica que puede crecer prácticamente en todo tipo de suelos, sin embargo, prefieren suelos planos o con pendiente leve, franco-arenosos, bien drenados, sin humedad excesiva y ricos en materia orgánica. Además, el pH debe oscilar entre 5’5 y 8 y son muy tolerantes a la salinidad.

·Clima

El clima ideal para los olivos es el clima mediterráneo. Les gusta la exposición directa a la luz solar y no toleran temperaturas por debajo de los 20oC durante varios días seguidos. Sin embargo, sí necesitan ciertas horas de frío para el correcto desarrollo de la fruta.

» Cuidados requeridos por el olivo

·Preparación del suelo para el cultivo de olivo

La preparación del terreno para el cultivo del olivo se basa en:

  • Nivelar el terreno
  • Eliminar las malas hierbas y controlar su crecimiento
  • Laboreo mínimo del suelo

·Riego del olivo

Los olivos son árboles resistentes a la sequía, pero proporcionarán mejores rendimientos cuando son regados. Lo ideal es regarlos desde el comienzo de la temporada hasta que empiecen las primeras lluvias de invierno.

Resulta interesante destacar que los olivos destinados a producir aceite necesitan menor cantidad de agua que aquellos destinados a obtener aceitunas de mesa.

·Poda del olivo

El olivo requiere mínimo una poda cada dos años con el objetivo de:

  • Formar un tronco fuerte, que resista a las cargas pesadas y al viento
  • Asegurar la producción
  • Facilitar la cosecha
  • Facilitar la aplicación de fertilizantes
  • Reducir la vecería, es decir, que el árbol produzca abundantes flores y frutos un año, pero no al siguiente.
  • Prolongar la vida del árbol

·Polinización del Olivo

Aunque la mayoría de las variedades de olivo no necesitan ser polinizadas, existen otras que requieren de polinización cruzada entre variedades. Se recomienda plantar mínimo tres variedades distintas en la misma parcela para asegurar la polinización. El polen se transmite principalmente por el viento.

» Nutrientes necesarios para el cultivo de olivos

Los principales nutrientes que requieren los olivos son:

Macronutrientes

  • Nitrógeno: nutriente más importante para los olivos, necesario para la germinación y la formación de las aceitunas
  • Fósforo: cuando los olivos son jóvenes, favorece el desarrollo de las raíces. Además, este elemento acelera la maduración y mejora la floración y el cuajado
  • Potasio: clave en la formación de hidratos de carbono y grasas, la apertura y cierre de estomas, la fotosíntesis, la resistencia al estrés y en el tamaño y calidad de los frutos

Micronutrientes

  • Calcio: reduce la posibilidad de enfermedades
  • Magnesio: parte central de la molécula de clorofila
  • Boro: esencial en el metabolismo y transporte de azúcares

Abono para olivos

  • ¿Qué abonos necesita el olivo en su cultivo?

Como ya hemos visto en el apartado anterior, los principales componentes que debe contener el abono para olivo son nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio y boro.

Para el cultivo ecológico de olivos se aplicarán fertilizantes orgánicos, como el estiércol, el compost o el hummus de lombriz, así como aquellos formulados a base de algas, minerales u otros elementos naturales.

La materia orgánica en descomposición mejora las condiciones y textura del suelo, regula el pH, conserva la humedad del suelo, activa los microorganismos del suelo e incrementa la absorción de nutrientes.

Algunos de los abonos recomendados para el cultivo de olivos de Fervalle son Nitrux, Fosmax, Potasium Plus o Brotovalle N.

Nitrux es una fertilizante de alto contenido en nitrógeno ideal para aportar a los olivos las dosis de nitrógeno que necesitan. Entre sus ventajas destacan:

  • Las raíces de los árboles absorben rápidamente el nitrógeno ureico, siendo una fuente directa de nitrógeno necesaria para el crecimiento y desarrollo de la planta
  • No se lixivia, sino que el nitrógeno urea-formaldehido se conserva en el suelo de forma estable
  • El incremento de temperatura y la acción de los microorganismos beneficiosos irán descomponiendo poco a poco el fertilizante y proporcionando energía a la planta

Fosmax presenta una formulación de fósforo y potasio de alta asimilación junto con calcio y otros micronutrientes.  Las principales ventajas y beneficios que destacan de este producto son:

  • Permite una rápida asimilación de nutrientes
  • Proporciona mayor biodisponibilidad nutricional en comparación con fertilizantes tradicionales
  • Favorece el desarrollo de un potente aparato radicular
  • Mejora la floración en la planta
  • Mejora el cuajado y la maduración del fruto.

Potasium Plus es un abono que aporta potasio a las plantas. Sus principales efectos son:

  • Potencia la síntesis de azúcares
  • Potencia el color de los frutos
  • Activa la síntesis de proteínas implicadas en la fotosíntesis
  • Participa en el mantenimiento de la turgencia de los tejidos vegetales
  • Incrementa la absorción de nutrientes

Potasium Plus es un abono que aporta potasio a las plantas. Sus principales efectos son:

  • Potencia la síntesis de azúcares
  • Potencia el color de los frutos
  • Activa la síntesis de proteínas implicadas en la fotosíntesis
  • Participa en el mantenimiento de la turgencia de los tejidos vegetales
  • Incrementa la absorción de nutrientes

Brotovalle N es un fertilizante compuesto, rico en elementos orgánicos, cobre, manganeso y zinc. Además, en su formulación hay un aporte de nitrógeno que potencia el crecimiento y la producción del cultivo. Entre sus ventajas destacan:

  • Incrementa el flujo de agua y nutrientes a través del xilema y floema
  • Induce en la planta la síntesis de moléculas esenciales
  • Consigue aumentar la calidad y producción de las cosechas
  • Disminuye los efectos de situaciones desfavorables durante el ciclo de vida de la planta
  • Garantiza una homogeneización en el tamaño del fruto.

» Recolección de aceitunas

Generalmente, las aceitunas se recogen entre los meses de septiembre y octubre, pudiéndose extender la cosecha hasta 5 meses dependiendo de la variedad, la climatología, la maduración, la calidad del zumo, etc.

 

¿Hablamos?