Agricultura Sostenible. 5 consejos para ayudar a cuidar el planeta.

5 Consejos en Agricultura Sostenible

 

¿Qué es la Agricultura Sostenible?

La Agricultura Sostenible es un nuevo modelo de agricultura del siglo XXI que busca una transición global a la alimentación mejorando la protección del medio ambiente y del ecosistema. Una Agricultura Sostenible es una prioridad y debe satisfacer las necesidades de las generaciones actuales y futuras.

El nuevo modelo de agricultura se basa en la actividad que realiza el ser humano para obtener alimentos en abundancia y descontaminados de sus cultivos ecológicos con métodos sostenibles agrícolas. La Agricultura Sostenible abarca la Agricultura Ecológica, la Agricultura Biodinámica, la Permacultura y la Producción Integrada.

Para llevar a cabo una Agricultura Sostenible, se debe cumplir lo siguiente:

  • No destruir los recursos naturales.
  • No contaminar el medio ambiente.
  • Suficiente cantidad.
  • Excelente calidad.
  • Rentable para el agricultor.
  • Económico para el consumidor.

Condiciones para el desarrollo de una Agricultura Sostenible

La Agricultura Sostenible reúne un conjunto de necesidades a nivel mundial que promueven la seguridad alimentaria en los mercados. Puesto que los recursos naturales implicados en actividades agrícolas están limitados, las condiciones para desarrollar una Agricultura Sostenible descansan en las siguientes reglas básicas:

  • Ningún recurso renovable debe sobrepasar el límite de su producción.
  • Respetar el uso y los tiempos de un recurso no renovable antes de sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible.
  • Respetar el proceso de reciclaje o reabsorción de un contaminante antes de su producción.

Como la Agricultura Sostenible es un modelo agrícola, el agricultor de hoy en día dedica un tiempo para planificar la producción de su finca sin dañarla realizando un análisis DAFO (debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades). 

Una debilidad puede ser la falta de agua, una amenaza puede ser el cambio climático, una fortaleza puede ser la calidad de la cosecha, y una oportunidad puede ser la instalación de un sistema de riego. Una vez realizado el análisis DAFO, el agricultor comienza a actuar en su finca.

Una finca explotada mediante un sistema de Agricultura Sostenible es más rentable. Con este modelo de prácticas agrícolas sostenibles se aprovechan al máximo todos los recursos naturales, se utilizan menos maquinarias y se demanda mayor mano de obra evitando la emigración de los jóvenes. En definitiva, la Agricultura Sostenible devuelve al ser humano un medio ambiente óptimo en el que vivir, y por ello, debes seguir estos 5 consejos para ayudar a cuidar el planeta:

  1. Control biológico de plagas y enfermedades.
  2. Uso de agua en cultivos con reservas de lluvia.
  3. Técnicas de riego.
  4. Fertilización con abonos certificados para Agricultura Ecológica.
  5. Cuidado y conservación del suelo.

¿Se pueden usar fertilizantes en Agricultura Ecológica?

Las plantas necesitan nutrientes para continuar alimentándose, y sabemos que cada vez es más difícil. Por este motivo, el uso de insumos para abastecer de nitrógeno, fósforo y potasio ayudan a que podamos seguir cultivando. No todos los tipos de insumos son asumibles en agricultura ecológica y esto debemos tenerlo en cuenta.

Cuando las necesidades nutricionales de las plantas no estén cubiertas con los elementos naturales que se encuentran en el suelo, pueden utilizarse productos orgánicos que abastezcan dichas necesidades nutricionales para mantener la calidad del suelo. Los fertilizantes deben caracterizarse por ser fertilizantes minerales de baja solubilidad y fertilizantes minerales no nitrogenados que definan un desarrollo sostenible de la planta.

Uno de los objetivos que se alcanzaron en Fervalle fue la producción de fertilizantes utilizables en agricultura ecológica.  Estos lograran reducir las diferencias de calidad entre la producción convencional y la producción ecológica, con el fin de mejorar la rentabilidad de los cultivos.

En Fervalle, disponemos posiblemente de la mayor gama de productos utilizables para Agricultura Ecológica y se caracterizan por ser abonos con nitrógeno orgánico. Están constituidos por abonos NPK ricos en aminoácidos, calcio, extracto de algas y micronutrientes.

El nitrógeno influye directamente en el crecimiento de la planta y ayuda a la asimilación de otros nutrientes. El fósforo contribuye a la correcta formación de la semilla para obtener frutos y flores bien desarrollados, raíces fuertes y en abundancia, y hacer frente a ciertas enfermedades. Y el potasio, contribuye a la formación de dichas raíces, proporciona azúcares y proteínas, y aumenta el peso de las semillas.

Estos son algunos de los fertilizantes de Fervalle caracterizados por su producción ecológica:

  • Brotovalle es un fertilizante rico en elementos orgánicos que consigue incrementar la producción de las cosechas y disminuir los efectos negativos de la planta en todas sus fases.
  • Cuvalle es un fertilizante compuesto por cobre orgánico que facilita la asimilación de todos los nutrientes al interior de la planta. Su uso es muy recomendable en los momentos más desfavorables de la planta.
  • Algavalle es un bioestimulante que potencia los procesos fisiológicos de la planta y aporta gran cantidad de macro y micronutrientes.
  • Aminovalle es una formulación rica en aminoácidos que favorece y fortalece el crecimiento de la planta.
  • Magfos favorece una rápida asimilación de nutrientes a la planta y contribuye al desarrollo de las raíces, la formación de flores y el cuajado de frutos.
  • Humivalle es una enmienda orgánica que consigue mejorar la estructura del suelo, retiene el agua y reduce el estrés de la planta.
  • Balax, gracias a su poder quelante, incrementa la brotación, la floración y el engorde del fruto.
  • Fosmax Eco es un fertilizante que potencia el aparato radicular de la planta y mejora la floración, el cuajado y la maduración del fruto.

¡Entra a nuestra web y descubre toda la gama de fertilizantes ecológicos!

Ventajas de la Agricultura Sostenible

  • Las prácticas agrícolas tienen una influencia destructiva mínima en el medio ambiente. La finalidad es mantener el suelo haciendo uso de métodos poco dañinos.
  • El proceso de cultivo es más seguro para los agricultores y los alimentos obtenidos son más saludables.
  • Se logra una influencia positiva en la salud del ser humano y en el bienestar de los animales.
  • Incrementa el nivel de ocupación en el sector agrícola y la educación.

¿Qué normativa rige los productos ecológicos?

España es uno de los países de la Unión Europea con una de las superficies de mayor producción agrícola ecológica. Si bien la demanda de fertilizantes orgánicos es minoritaria a la demanda de fertilizantes convencionales, tenemos que saber que la tendencia del mercado está en alza.

Los productos ecológicos se rigen por las Normas UNE con el objetivo de organizar el mercado y ofrecer al agricultor una garantía como usuario de los mismos. A su vez, son un referente para agricultores, fabricantes y entidades certificadoras.

La Norma UNE 142500:2017 Insumos utilizables en la producción vegetal ecológica (Fertilizantes, enmiendas y sustratos de cultivo), va destinada a fabricantes y se encarga de instaurar los requerimientos de producción, envasado, etiquetado y comercialización de los fertilizantes ecológicos. Una vez se han instaurado dichos requerimientos, la Norma UNE 65500 evalúa su conformidad. Esta norma va dirigida a las entidades certificadoras.

¿Hablamos?