Acondicionadores de suelo. Qué son y cómo se utilizan.

Guía de acondicionadores de suelo

El suelo agrícola es un recurso necesario, valioso y no renovable, cuyo potencial se debe al trabajo y dedicación realizada por el ser humano durante años. La degradación del suelo agrícola supone destruir años de labor de los agricultores y a su vez, gravar las oportunidades agrícolas de generaciones venideras.

Antes de comenzar a cultivar hay que conocer de primera mano el estado del suelo agrícola. El suelo agrícola es el terreno donde se forman las raíces y se encuentran los componentes minerales que utilizan las plantas para su correcto desarrollo y producción. Por esta razón, es imprescindible proteger el suelo con un buen abonado para asegurar y mantener la fertilidad de éste.

Qué es un acondicionador de suelo 

Acondicionar el suelo es una tarea agrícola vital, puesto que, si disponemos de un suelo compactado y rígido, éste no producirá ninguna cosecha ni promoverá el flujo de agua y nutrientes hacia las plantas.

Los acondicionadores de suelo son recursos para optimizar las condiciones del terreno de cultivo, tanto a corto como a largo plazo, corrigiendo:

  • Las condiciones físico-químicas
  • El estrés hídrico de cultivos
  • Los efectos de la salinidad en el volumen del área ocupada por las raíces de las plantas durante sus primeras fases de cultivo.

Y de esta forma poder asegurar suelos agrícolas equilibrados para el rendimiento esperado. Es decir, un soporte fértil y una textura y estructura adecuada.

El agua del suelo también es indispensable para reponer las pérdidas durante el ciclo vegetativo.

En zonas que no son consignadas como suelos de cultivo, el periodo de carbono determina los acondicionadores de suelo, ya que las plantas, cuando realizan la fotosíntesis, aportan un componente orgánico al suelo por medio de sus raíces, las hojas caídas y los restos del ciclo vegetativo y reproductivo.

Todo este conjunto vegetal se convierte en materia orgánica como componente del suelo cuando entra en proceso de descomposición. Este proceso consiste en liberar dióxido de carbono, y al mismo tiempo, las plantas lo utilizan para la fotosíntesis. Para acabar el ciclo, la materia animal igualmente regresa al suelo, porque los animales finalmente se alimentan de plantas.

En temperaturas más frías, toda la materia orgánica se almacena en los suelos, nivelando las ganancias de nutrientes con las mermas.

En cambio, cuando el suelo es destinado al cultivo agrícola esta materia puede llegar a niveles muy inferiores. Cuando el ser humano interviene en los efectos del cultivo, y la materia se destina para el consumo en forma de productos hortofrutícolas, se abastecen menos residuos orgánicos en comparación con el proceso natural, viéndose afectadas las condiciones del suelo.

Es por ello que los acondicionadores son un excelente aliado para mantener los suelos agrícolas equilibrados y con un potencial de máximo rendimiento de los cultivos.

¿Por qué hay que acondicionar el suelo?

Debido al empleo de fitosanitarios, la agricultura intensiva ha incrementado de modo considerable el rendimiento de las cosechas. No obstante, también ha generado numerosos problemas ambientales.

En las últimas décadas, el cambio climático y la agricultura intensiva han provocado que el suelo agrícola haya sufrido pérdidas destacables de materia orgánica. Esta situación ha dado lugar a una menor capacidad agronómica o a un mayor riesgo de desertización. Y es que, la tierra representa un recurso esencial en toda agricultura, pero especialmente en la ecológica. Por este motivo, es necesario la búsqueda de nuevas técnicas para acondicionar suelos agrícolas que incrementen el contenido de materia orgánica. En este escenario, Fervalle tiene un papel fundamental.

¿Cómo se acondiciona el suelo?

Una de las primeras tareas a realizar es preparar el suelo para barbecho, ya que la agricultura intensiva puede generar un proceso de desgaste de la tierra. Esta etapa de descanso ayudará a que la tierra recupere la humedad y la materia orgánica para futuros cultivos. Dependerá de los tipos de barbecho aplicados para la metodología y aplicación de los acondicionadores de suelo.

¿Cuánto tiempo se necesita para acondicionar el suelo para cultivo?

El tiempo va a depender del tipo de cultivo que se quiera plantar, del estado de la tierra, del clima y otros aspectos. Una vez que la tierra se ha regenerado podemos pasar a la siguiente etapa.

Los nuevos fertilizantes orgánicos e inorgánicos que contienen nutrientes para las plantas, no son un inconveniente para olvidarnos de las consecuencias en la salud y en la seguridad del ser humano y del medio ambiente. Por tanto, es importante regular su utilización para evitar posibles efectos negativos en el agua, el suelo, la flora, la fauna y el ser humano.

En Fervalle destacamos por tener posiblemente la mayor gama de fertilizantes para agricultura ecológica. Nuestro objetivo es asesorar y ayudar a nuestros clientes a preparar el suelo para la siembra y lograr que sus cultivos sean más rentables y ecológicos. Los productos de Fervalle Humivalle y Maorvalle son ejemplo de acondicionadores de suelo que mejoran la función biológica de éste contribuyendo a maximizar las propiedades del suelo de los cultivos y a mantener su productividad a largo plazo. Ambos fertilizantes están indicados para fertirrigación.

Humivalle es una enmienda orgánica líquida compuesta por ácidos húmicos, ácidos fúlvicos y potasio procedentes de Leonardita Americana. Los ácidos húmicos son moléculas orgánicas complejas formadas por la descomposición de materia orgánica.

Dichas moléculas influyen sobre la fertilidad del suelo por su efecto en el aumento de su capacidad de retener agua y de reducir el estrés a la sequía de los cultivos. Por otro lado, los ácidos húmicos contribuyen significativamente a la estabilidad y fertilidad del suelo. Esto genera un incremento en el crecimiento de la planta y en la absorción de nutrientes.

Entre las ventajas y los beneficios, Humivalle:

  • mejora la estructura y textura del suelo,
  • libera gran cantidad de nutrientes del suelo,
  • consigue un suelo fértil agrícola
  • aumenta la capacidad de translocación de nutrientes del suelo a la planta.

El fertilizante Maorvalle está compuesto por componentes orgánicos naturales que han sido procesados, estabilizados y enriquecidos con nutrientes procedentes de diversas industrias agroalimentarias.

Las principales ventajas y beneficios que destacan de Maorvalle son:

  • la mejora del sistema radicular y la estructura del suelo
  • el aumento de la biodisponibilidad de nutrientes al formar quelatos con los nutrientes del suelo
  • favorecer a las diferentes poblaciones beneficiosas para el suelo y el sistema radicular.

Ahora que hemos descubierto cómo acondicionar el suelo, ¡tan solo nos queda planificar qué cultivos vamos a sembrar!

¿Cómo se acondiciona el suelo?

Una de las primeras tareas a realizar es preparar el suelo para barbecho, ya que la agricultura intensiva puede generar un proceso de desgaste de la tierra.

¿Cuánto tiempo se necesita para acondicionar el suelo para cultivo?

El tiempo dependerá del tipo de cultivo. Por tanto no podemos dar una fecha estimada.

¿Hablamos?